martes, 11 de noviembre de 2008

Machine gun

Soy una máquina de escribir.

Las teclas viven en mí, son extensiones de mi carne, son mis únicas cómplices.

No quiero parar.

Frenética, estúpida, absurda.



Y me pregunto si tú

eres razón suficiente

para detener esta insignificancia continuada

de letras, imágenes y alientos.

0 agravios / saludos / obscenidades: