martes, 23 de noviembre de 2010

El poeta no ha de ser simplemente un artista, debe ser un vidente. Su destino no es el cielo azul, sino el abismo sin fondo de lo desconocido. El poeta tiene que convertirse en el gran enfermo, el gran criminal, el gran maldito y el sabio supremo.



Arthur Rimbaud


1 agravios / saludos / obscenidades:

10.21 dijo...

esto no lo había leído. me ha gustado mucho, morena.